Elefantes gigantes

elefante giganteEn febrero de 1992, el intrépido explorador británico, Sir John Blashford-Snell se adentraba en un remoto valle en la región de Bardia, al oeste de Nepal, buscaba los “elefantes gigantes” reportados por los locales. Dos representantes de estos raros elefantes gigantes, ambos machos, fueron observados y fotografiados.las dos bestias le hacían honor a su reputación, fueron estimados que las patas de estos elefantes median 22,5 pulgadas de diámetro. Y una altura hasta los hombros de 11 pies y 3 pulgadas, lo que los hacía aun más grandes que el record del elefante más grande de los elefantes asiáticos.

A al confusión se agrego la presencia de dos bóvedas de gran tamaño en la frente de los elefantes gigantes, además de un distintivo puente nasal, características ambas que no están presentes en los elefantes asiáticos, pero lo están, sin embargo, en una especia extinta de un elefante primitivo, el Stegodonte.

Claro, el problema era que, el Stegodonte, el ancestro de ambos, el elefante africano y el elefante asiático que conocemos hoy, como el mamut extinto, aparentemente murió hace más de un millón de años. Pero esto no detuvo al paleontólogo Canadiense, dr.Clive coy, y a Snell a especular que el elefante gigante Nepalés, podría muy bien ser, de hecho, representantes del presunto extinto, Stegodonte.

elefante giganteAunque romántico y afortunado, sin mencionar que sería un gran triunfo de la criptozoologia, hoy, la teoría del Stegolonte es muy improbable.la teoría favorecida por los criptozoologos es que este “elefante gigante”, es más probable que sea versiones mutantes del elefante asiático normal. Más que un Stegodonte  o incluso una nueva especie separada de elefante. Una de las razones por las cuales se llega a esta conclusión es que el Stegodonte sobreviva hasta la fecha parece un poco exagerado (aunque no existe anda realmente exagerado en la cryptozoologia).

Otra explicación más científica, es el hecho que estos elefantes gigantes viven en un valle aislado, y cuando una población pequeña de cualquier especie de animal, es aislada en una región, ocurrirán cambios genéticos con el tiempo. Pero, aunque estas criaturas sean mutaciones genéticas, aun son intrigantes, y son resultado de la evolución, sin embargo estos elefantes gigantes no deben ser simplemente tomados como “raros”, sino que deben ser motivo de futuras investigaciones, y, cuando estas investigaciones tengan lugar, puede que un espécimen sea examinado por un especialista, y que la verdadera respuesta será finalmente conocida.

Share via email